¿Cómo hacer drenaje linfático en casa?



Un masaje que elimina la hinchazón, reduce la celulitis y las grasas localizadas, promueve desintoxicación en el organismo y activa el sistema inmunológico. 

El drenaje linfático cuenta con estas y otras ventajas, el secreto está en estimular el sistema linfático, una red compleja de vasos que mueven los fluidos corporales. Estimulando este sistema, el organismo elimina más rápidamente líquidos y toxinas.

Este tratamiento estético es realizado normalmente pro profesionales, sin embargo, puedes hacer un masaje en casa que ofrecerá beneficios similares. El resultado aparecerá después de algunas semanas. Conozca, a continuación, como hacer un eficaz drenaje linfático en casa:

Lo primero es preparar la piel. Haga un masaje en la piel en forma circular y suave para activar la circulación local. Otro consejo es tumbarse con las piernas elevadas para mejorar el retorno venoso, quédate en esta posición por unos 15 minutos.
Si quieres mejorar aun más la eficacia del masaje, dúchate antes; el agua templada dilata los vasos, facilita la penetración de las cremas y relaja el cuerpo.

El masaje puede ser realizado con las manos o con herramientas; el bambú, pincel o esponja son algunos de los objetos más utilizados. Evita objetos puntiagudos y recuérdate que el masaje debe ser suavemente vigoroso.

El uso de aceite y cremas de masaje ayuda a deslizar mejor las manos, a reducir el atrito con los pelos, sobre todo en el caso de los hombres. Prefiera las cremas con principios activos, que ayudan a mejorar la circulación y combatir la celulitis, como la cafeína, ginko o centella asiática.

El masaje puede ser realizado en los miembros inferiores hasta la ingle, en los miembros superiores hasta las axilas. También en el tronco y en el rostro. Todas estas zonas tienen ganglios linfáticos que al ser estimulado aceleran el proceso de drenaje y perdida de exceso de líquido corporal.

El movimiento ideal es el circular, con el pulgar en movimientos ascendentes. Con la mano en forma de concha, haga también movimientos ligeros y de poca compresión, como se estuvieras desatascando la piel. Repita los movimientos de 5-10 veces.

Hacer el drenaje por la noche es la mejor forma de liberar toxinas y líquidos  del cuerpo acumulados durante el dia. Además, puedes asociar el masaje con una música relajante para que relajes también mentalmente y mejorar la calidad de tu sueño.

Puedes hacer este masaje todos los días, pero que la frecuencia sea de 2-3 veces a la semana ya son suficientes para obtener buenos resultados.